Los vampiros tienen corazón

Un relámpago iluminó el entorno, haciendo aparecer fantasmagóricas formas oscuras. Sombras. El estruendo del trueno que siguió le arrancó un profundo grito, desollando su garganta.

No era de terror.

La angustia le hizo doblarse en dos, sin fuerzas, apoyando las manos sobre la hierba y el barro mojados. El cuerpo se sacudía con temblores que ella no podía controlar. Agarró puñados con ambas manos, dejando caer el contenido conforme se volvía a incorporar, lentamente.

Incapaz de detenerlas, imágenes se sucedieron en el instante en que cerró los ojos. De entre siglos de recuerdos, su mente sólo rescataba en sucesión sin fin esos que le provocaban tal agonía.

Los cuerpos entrelazados, sudados. La luz de las velas dibujando movimientos en las paredes de aquel santuario. Un vaivén sinuoso y suave, lento… Su ángel de arisco cabello rubio y músculos definidos cabalgando a una farsa de mujer fatal con ojeras teñidas de oscuro.

Que no era ella.

De nuevo un rugido ascendiendo por su garganta, esta vez superando al sonido del trueno. Sintió cómo su corazón se desgarraba en sangrientas tiras de músculos, el dolor impregnándolo todo. No podía dejar de gritar, sin la necesidad humana de volver a introducir aire en sus pulmones. El sonido hacía temblar los muretes de piedra que separaban parcelas del cementerio.

Se dio cuenta de que sus ojos lloraban lágrimas de sangre cuando las diminutas gotas de lluvia las hicieron resbalar hasta sus manos, manchando de forma invisible la tela negra de su vestido.

Los puños se apretaron en sus costados, prometiendo venganza. Su sed de sangre despertó como un animal hambriento largamente enjaulado. Un animal herido.

Peligroso.

Alzando el rostro hacia la lluvia, abrió la boca para sentir sus caninos crecer con la fiera necesidad de destruir. El llanto, el grito se convirtió en una siniestra risa. Enfocó de nuevo la vista al frente, todo su potencial vampírico desplegado, buscando con la mente su objetivo.

Pobre chica oscura. Le quedaban apenas minutos de vida.

 

 (*) ‘White water’ Epica 
(*) ‘Lose control’ Evanescence 
(*) ‘What you want’ Evanescence
Anuncios

Un penique por tus pensamientos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s