El Bosque

Me adentré en el bosque siguiendo un pálpito. El frondoso follaje de la vegetación dibujaba ante mí un túnel tenebroso que, sin embargo, me produjo una intensa sensación de paz. Mis ojos se movieron, mirando alrededor, contemplando los colores verdes, marrones, rojos y ocres. Camuflé mis pasos, mis sonidos. Y cerré los ojos, sin dejar de caminar, aguzando el resto de los sentidos. Una corriente de agua, a lo lejos. El ulular de un búho preparándose para la noche. Animales pequeños trepando las rústicas cortezas, algunos, observándome curiosos. Insectos bajo la hojarasca y los troncos, bajo las piedras. Podía escuchar cada uno de sus sonidos.

Volví a abrir los ojos al percatarme de que me había detenido. El corazón del bosque me envolvía en su fresco interior. Alcé las manos despacio para que la bruma húmeda y fría me pusiera la carne de gallina. Sonreí, mirando alrededor. Te presentía.

Reanudé mi marcha por la senda, alejándome de la civilización. Dejaba que la alfombra tejida de musgo y hierba acariciara mis pies desnudos, disfrutando del agradable cosquilleo húmedo. Sentí el retumbar de un latido perdido, que no era el mío. La sonrisa en mi rostro se ensanchó. Otro latido. Otro y otro más, erráticos al principio, pero esbozando poco a poco la melodía rítmica que tan bien conocía. Proyectando en el espacio amortiguado del bosque la cadencia que mis pasos seguían.  Aun no sabiendo hacia dónde me dirigía, éstos eran firmes y decididos. Y yo, como ferviente y mística discípula, confiaba.

Algo tomó forma en mi mano, que se balanceaba suavemente en mi costado, al compás de mis andares. La sensación de unos dedos entrelazando los míos, una tierna caricia en mi muñeca. Me detuve lentamente y miré la palma. Vacía. Pero la calidez del contacto hechizaba mis nervios excitados. Sonreí, cómplice, aligerando el paso. Cada vez más cerca.

La humedad aumentó en el seno de la salvaje espesura, mojando mi piel. El ambiente comenzó a cargarse de electricidad, conjurando una atmósfera densa, casi tangible. Me detuve para contemplar con el mismo asombro de siempre las chispas de energía que se transformaban en relámpagos en el aire y  dibujaban telarañas azules sobre mi tez húmeda. Noté el calor invadiendo mi pecho y mi vientre. Sentí ganas de gritar de puro éxtasis. Anhelo de formar con mi voz tu nombre de música ancestral. Giré sobre mí misma, fascinada, admirando el espectáculo que me rodeaba. Mi corazón atronaba en mi pecho al percibir tu latido fuerte y limpio. Te sentía en el tuétano de mis huesos, en la sangre que se precipitaba veloz por mis venas.

Como en un sueño brumoso, tuve consciencia, al fin, del lugar hacia donde me dirigía cuando advertí el tenue resplandor al fondo. Eché a correr, eufórica, sobre el manto verde tupido. Deshaciéndome de la túnica que cubría mi desnudez y notando tu caricia sobre mi cuerpo. Me di cuenta de que había anochecido mientras me aproximaba al claro y me detuve abruptamente en el borde del mismo. Inspiré para serenarme y di un paso adelante, dejándome bañar por la luz de la luna. El paisaje se dibujaba ante mí en tonos negros, grises y plateados fulgurantes. Busqué, ávida.

De pronto, una calma sobrecogedora. Advertí tu presencia a mis espaldas, los últimos vestigios de energía crepitando alrededor. Al fin corpóreo. Palpable. Inspiré profundamente, trayendo a mi interior el olor silvestre y tu perfume especiado. Me giré, desprendiendo gotitas de rocío silvestre desde las hebras de mi cabello. Y me vi envuelta en tus brazos, que me hicieron arder bajo la luz de aquella luna llena.

Anuncios

8 comments

  1. Cada día me sorprendes más. Esta chulísimo este relato y tu forma de escribir, bueno que decir si me deja sin palabras. Solo me viene a la cabeza una cosa… que siempre me sentire orgullosa de decir… ¡Ehhh, a esta escritora he tenido el imenso placer de conocerla!… Besisss guapa.

  2. Muy bonito. Muy muy bonito. Bueno, ya sabes que me encanta como escribes ;P Pero te lo diré una vez más: ¡Me encanta! ¡Dios! ¡Esa forma de describir! … ;P

Un penique por tus pensamientos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s